17 de abril de 2018

Museo de la Minería y de la Industria de Asturias

Calamares a la sidra
El pasado sábado Sonia nos sorprendió a las niñas y sobre todo a mí con una visita al Museo de la Minería y de la Industria de Asturias como parte del regalo que me hizo para celebrar nuestras Bodas de Cuarzo. Por supuesto, como no podía ser de otra manera en Asturias, tras la visita no faltaron las correspondientes sidras y demás productos gastronómicos locales (pescados, carnes y dulces). Una gozada. Pero en esta entrada sobre todo voy a hablar del Museo.
 
El Museo de la Minería y de la Industria de Asturias (MUMI) se encuentra en el corazón de la cuenca de la minería del carbón asturiano, en el pueblo de San Vicente en la localidad de El Entrego. Los cercanos Mieres y Langreo se relacionarán siempre en el subconsciente colectivo con el carbón. 

Desde Oviedo (nuestro caso) se llega en una media hora en coche siguiendo el curso del río Nalón. Hay que decir que a lo largo de la carretera se encuentran indicaciones a otros museos relacionados con la minería y la industria (Ecomuseo Minero Valle de Samuño y El Museo de la Siderurgia de Asturias MUSI).
 
El MUMI no es un museo sino más bien un compendio de museos que bien merecen varios días de visita pausada y de meditación. 

Por un lado está la visita guiada a la mina de carbón de San Vicente (El Trabanquín) que incluye un descenso a la mina en la jaula más un recorrido a pie y en tren por las galerías. Pero por otro lado, está la exposición que incluye:
-         Máquinas de vapor, locomotoras y otros artilugios responsables del desarrollo industrial de finales del siglo XIX y principios del XX.
-         Lámparas mineras y demás herramientas de uso personal.
-         Exposición de minerales principalmente asturianos.
-         Un laboratorio químico de principios del siglo XX.
-         Multitud de instrumentos científicos, incluido un péndulo balístico.
-         Varias consultas de diversos especialistas médicos y multitud de material quirúrgico antiguo.
-         Un gran exposición relacionada con los explosivos con origen en Galdakao (fundación MAXAM) que permitieron el desarrollo de las comunicaciones y la minería.
-         Varias maquetas reproduciendo diversos episodios mineros.
etc.
 

 
Origen de la industria de los explosivos en Galdakao, cerca de Bilbao

Más tarde explosivos Río Tinto
La lucha obrera







Jaula para descender a la mina
 





Máquina de Vapor de Watt






Péndulo balístico



Alguno de los minerales ¿donados? por Fernández Buelga
Un clásico de los Picos de Europa cántabros












Y como siempre lo mejor de todo la sangría de sidra y el cachopo asturiano relleno de cecina y queso de Cabrales, todo ello bajo en colesterol y recomendado por 1 de cada 10 médicos.

Sidrería Alterna en Oviedo.

16 de abril de 2018

Canteras del Naranco, Oviedo (Asturias)

El pasado fin de semana fue muy intenso, un regalo de Sonia para empaparnos de minería en el corazón de carbón de Asturias. Y no sólo de minería, sino también de montaña, mar y gastronomía.
Cristal de calcita encontrado en la entrada a El Orgaleyo
Aprovechando que nos alojamos en una preciosa casa rural con hórreo en las laderas del Monte Naranco en Oviedo, y aunque no iba con mucha idea de minerales más allá de los que hubiera en los museos, hice una escapada fugaz para recorrer y fotografiar la zona de las canteras del Naranco.
Vista posterior del cristal de calcita anterior
A escasos 20 metros de la casa rural estaba la señal que indicaba Llugarín. De camino a este pueblo fui disfrutando del amanecer, de los árboles en flor y a ratos sacaba fotografías de las canteras.
 

Obviamente, el acceso a todas las canteras estaba prohibido y vigilado, pero el acopio que había fuera de ellas permitía hacerse una idea de los cristales que pueden llegar a salir. Este es el caso del cristal de dimensiones decimétricas que pongo al principio de esta entrada y que encontré al poco de empezar a caminar sobre una roca en el camino, puesto allí a propósito puede que por algún trabajador asombrado por su hallazgo. Tenía otra pieza de allí pero comprada, que no es lo mismo.


Cantera el Orgaleyo

Geoda de calcita in situ, junto a la entrada de El Orgaleyo



Cementerio de Llugarín
Mi pequeña excursión terminó en el cementerio de Llugarín que, curiosamente, estaba dentro de las instalaciones de la cantera de Arcelor-Mittal.
 
A pesar del enorme impacto visual que tienen esas canteras desde puntos en altura, y de la mala fama que tiene entre los vecinos la explotación por parte de la empresa con el beneplácito de los políticos locales y regionales, en su defensa hay que decir que desde abajo a lo largo del camino se procura paliar todo lo posible el efecto de ese impacto.
 
Como siempre, es una pena de que desde las instituciones académicas y sociedades científicas no se recuperen más piezas minerales de esas canteras de Oviedo. Estoy seguro de que algunas se encontrarían entre las mejores de Asturias en época de minería moderna.